Robusto desde cualquier punto de vista.


    Mercedes-AMG GLC SUV

    Los nuevos modelos Mercedes-AMG GLC se caracterizan por un aumento perceptible de la agilidad y el dinamismo transversal. El diseño y la técnica de los modelos GLC, al igual que sus extraordinarias prestaciones, los acreditan como miembros por derecho de la familia de Mercedes-AMG. El Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ ha logrado marcas récord en el circuito Nürburgring y demuestra como ningún otro SUV cómo conciliar la diversión en las pistas de competición con la aptitud para el uso diario. El nuevo diseño de la calandra del radiador, específico de AMG, pone en evidencia tu innegable afición por el automovilismo.

    El nuevo GLC está disponible en tres versiones de altas prestaciones: el Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ y el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+.
    Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC: consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,9-10,3 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 247-233 g/km[1] (242-234 g/km)[2]
    Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+: consumo de combustible en el ciclo mixto: 13,2-12,7 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 298-288 g/km[1] (283-278 g/km)[2]
    Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+: consumo de combustible en el ciclo mixto: 13,2-13,0 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 298-293 g/km[1] (282 g/km)[2]

    [1] Los valores de consumo de energía y autonomía eléctrica se han obtenido a partir del procedimiento de medición prescrito en el Reglamento (UE) 715/2017 en su versión actual vigente. Los valores de emisiones de CO2 indicados han sido obtenidos de acuerdo con el procedimiento de ensayo “WLTP CO2” según lo dispuesto en el art. 2 No. 3 Reglamento de aplicación (UE) 2017/1153. Los valores de consumo de combustible se calcularon sobre la base de esos valores.
    [2] Los valores de CO2 indicados han sido obtenidos de acuerdo con el procedimiento de ensayo “NEDC CO2“ según lo dispuesto en el art. 2 No1 Reglamento de aplicación (UE) 2017/1153.

    Mercedes-AMG 63 4MATIC+

    Un motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros con 350 kW (476 CV)[1] de potencia y un impresionante par de 650 Nm[1] propulsa con ímpetu al Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ SUV. El vehículo se mueve con soltura en cualquier entorno, ya sea el tráfico urbano o campo a través. Con su amplio maletero, cuyo volumen puede incluso triplicarse abatiendo los asientos, afronta sin problemas cualquier tarea de transporte, desde la compra en el supermercado hasta los pesados equipos para disfrutar del tiempo libre.
    En un verdadero Mercedes-AMG no puede faltar el sonido característico. El equipo de escape opcional AMG Performance garantiza en el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ SUV una acústica inconfundible. No menos llamativo, y uno de los aspectos destacados del vehículo, es el sistema de escape con dos embellecedores cromados en la salida doble de escape.

    Mercedes-AMG 63 S 4MATIC+

    Tanto en carretera como campo a través, el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ impresiona con su despliegue de potencia en cualquier terreno. No es un Sports Utility Vehicle. Es un Race Utility Vehicle. El tren de rodaje AMG RIDE CONTROL+ con suspensión neumática de tres niveles acredita la aptitud del SUV para la conducción a diario. Si no es suficiente con el generoso espacio de carga del vehículo, siempre se puede hacer uso del asistente para remolque, que resulta de gran ayuda a la hora de maniobrar con el SUV.
    El deportista más destacado en su categoría es el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros, que desarrolla en el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ 375 kW (510 CV) de potencia[1] y un par máximo de[1] 700 Nm. Una energía extraordinaria, dominada cuando es necesario por el sistema de frenos AMG de alto rendimiento con discos compuestos.